SITIO WEB OFICIAL

Entrega garantizada en 3 horas

te confirmamos la entrega por sms

Siempre llegamos a tiempo

también sábados, domingos y festivos

Precios económicos

arreglos florales desde 65 euros

cuidar flores en verano

Trucos para cuidar tus flores en verano

Tabla de contenidos

Cuidar las flores en verano es un poco más complicado que el resto del año debido a las altas temperaturas, así que en este artículo te vamos a dar algunos trucos para cuidar tus flores en verano y que se mantengan en perfecto estado durante la época estival. ¡Vamos allá!

Realiza el desbotonado

El desbotonado es uno de los grandes trucos para cuidar las flores en verano. Aunque suena un poco enrevesado, se trata simplemente de retirar manualmente los tallos y flores muertas siempre que tengas un momento. Esto se hace con el fin de que sigan dando nuevos capullos y se encuentren en la mejor situación posible. Finalmente, el desbotonado se suele hacer con la mano, aunque también es posible usar unas tijeras para cortar el tallo por la base de las flores que estén secas. En definitiva, es una acción que apenas te llevará unos segundos y que, sin embargo, es una excelente manera de cuidar tus flores en verano.

Riega evitando las horas centrales del día

Como hemos comentado en la introducción, las altas temperaturas del verano es uno de los grandes inconvenientes de esta época del año para las flores, así que es fundamental darle mucha importancia al riego. Cuanto más calor haga, más riego necesitarás para cuidar tus flores en verano. Por ello, con el fin de conseguir que la tierra esté húmeda durante el mayor número de horas posible, es mejor regar a primera hora de la mañana o a última del día, evitando las horas centrales, pues de lo contrario el agua se evaporará rápidamente.

Además, durante el verano es mejor que las flores sean regadas profundamente de vez en cuando más que superficialmente todos los días. Así, conseguirás que las raíces se desarrollen en profundidad y que la flor crezca sana. Por último, hay que evitar regar con agua con mucha cal, así que conviene usar otro tipo de agua para cuidar tus flores en verano.

Ten en cuenta el abono

Las épocas del año en las que más crecen las plantas son la primavera y el verano, ya que están mucho más activas. Por ello, es importante que se use el abono adecuadamente en función de la planta de la que se trate. Eso sí, ten en cuenta que en plantas recién trasplantadas o en plantas enfermas es preferible esperar aproximadamente un mes para empezar a usar el abono.

Mantén una temperatura adecuada

Durante el verano, especialmente si vives en una zona muy calurosa, es especialmente difícil mantener una temperatura agradable en casa. Igual que nosotros pasamos calor, las flores también lo hacen. Sin embargo, si estas plantas son de interior, tenemos la ventaja de que podemos aclimatar su ambiente para que vivan mejor.

Por este motivo, procura colocar tus flores en el lugar más fresco de la casa y juega con el aire acondicionado para que la temperatura nunca sea excesivamente alta para las flores. Este puede parecer un consejo muy básico, pero es esencial para cuidar tus flores en verano. Además, ten en cuenta que las plantas no son amigas de las corrientes de aire, así que ese lugar que elijas debe estar alejado de las ventanas y a unos cuantos metros del aparato del aire acondicionado.

Pulverízalas de vez en cuando

Además de una temperatura agradable, tus flores necesitan una humedad constante, así que es conveniente que pulverices agua sobre ellas. Este truco es muy sencillo y sin embargo solo te llevará unos segundos al día. Para ello, puedes hacerte con un pulverizador y tenerlo siempre preparado con agua junto a las macetas para acordarte de usarlo cuando las veas. Asimismo, puedes aprovechar ese momento para quitar suavemente el polvo y otras impurezas de sus hojas.

Evita el sol directo

Cuando hablamos de flores de interior, la luz solar es algo que necesitan y eso es indiscutible, pero hay determinadas especies que no soportan el sol directo, y menos en verano, que lo notan mucho más. Por tanto, debes buscar un lugar en el que tengan exposición al sol, pero sin que les dé de forma directa. Una vez hayas encontrado ese sitio, cuidar tus flores en verano será mucho más sencillo.

Intenta cuidar de tus flores mientras te vas de vacaciones

Una de las mayores preocupaciones de las personas que tienen muchas plantas en casa es cómo cuidarlas mientras están fuera de vacaciones. Obviamente, la opción ideal es tener una persona de confianza que pueda ir todos los días a regarlas, ya sea un familiar, un amigo o un vecino. En el caso de que esto no sea posible, lo mejor es regarlas justo antes de irte de viaje y dejarles un plato con agua para que la vayan absorbiendo según la vayan necesitando. El primer día que vuelvas, tendrás que regarlas de inmediato y observar si se encuentran en buen estado.

En cuanto a la luz, elige la estancia de mayor claridad para colocar allí tus flores durante las vacaciones. Si te gusta dejar las persianas cerradas, puedes elegir una sola habitación en la que dejarás la persiana arriba y pondrás allí todas tus plantas.

Pon las flores en un jarrón

Cuando las flores están recién compradas necesitan estar en un jarrón con agua antes de que puedan ser trasplantadas a una maceta con tierra. Esta es una excelente manera de cuidar tus flores en verano, ya que te aseguras de que siempre estén hidratadas. En primer lugar, elige un jarrón y límpialo bien con jabón para evitar que el agua esté contaminada con restos de polvo. Después, colócalo en un lugar luminoso de la casa, pero sin que reciba la luz directamente. Finalmente, ve observando el agua a lo largo de los días y, cuando veas que está algo sucia, cámbiala para que las flores siempre tengan agua limpia.

Otro truco muy bueno para cuidar tus flores en verano es poner algunos cubitos de hielo en el agua del jarrón, ya que así las flores siempre se mantendrán frescas y pasará más tiempo hasta que tengas que cambiar el agua. En el caso de que vayas a usar las flores para decorar una mesa para una comida especial, las flores estarán tan frescas como si estuvieran recién compradas.

Como ves, son muchos los trucos para cuidar tus flores en verano. Solo tienes que elegir los que más te gusten y ponerlos en práctica. Y tú, ¿conocías alguno de estos trucos? ¿Ya los usas? ¿Te sabes alguno más? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Enviamos flores a cualquier tanatorio de España ¡Consúltanos!