SITIO WEB OFICIAL

Entrega garantizada en 3 horas

te confirmamos la entrega por sms

Siempre llegamos a tiempo

también sábados, domingos y festivos

Precios económicos

arreglos florales desde 65 euros

claveles principal

Características, cuidados y tipos de clavel, la flor de moda

Tabla de contenidos

El clavel es una de las flores de moda, aunque siempre ha sido una de las favoritas de mucha gente.

En este artículo te vamos a contar sus características, los cuidados que necesitan y los tipos de claveles que existen para que lo sepas todo acerca de esta flor.

¡Vamos allá!

Principales características de los claveles

Además de ser un icono de la cultura española, los claveles son muy usados en ramos por su elegancia y belleza. Se trata de una flor que tiene su origen en la zona mediterránea y cuya floración se produce durante casi todo el año.

Además, es muy popular y es frecuente en jardines por la amplia variedad de colores que ofrece, como el rojo, el morado, el salmón, el amarillo, el blanco o, incluso, puede ser bicolor.

Como ya te podrás imaginar, los claveles tienen diferentes significados en función del color que tengan.

Los rojos hacen alusión a la pasión, los rosas representan la gratitud y los blancos se asocian a la pureza.

En cualquier caso, son flores muy decorativas que seguro estás deseando usar en tu hogar. Asimismo, los claveles son flores perennes, lo que quiere decir que viven durante más de dos años, así que no los tendrás que cambiar cada dos por tres.

Como añadido, suelen oler muy bien, así que además de decorar también funcionan como ambientadores naturales. Como curiosidad, los griegos y romanos usaban los claveles como guirnaldas, por lo que su nombre científico es Dianthus caryophyllus, que significa flor del amor o flor de los dioses.

Otro de los puntos clave por los que esta flor es muy fácil de cultivar es que sus cuidados son muy básicos, aunque hay que tener en cuenta que no aguanta las temperaturas por debajo de los 0 ⁰C.

Por este motivo, si vives en una zona con inviernos fríos, hay que tener cuidado de ponerlas en balcones y ventanas. Para que te hagas una idea, su temperatura ideal oscila entre los 10 y los 24 ⁰C.

flor clavel

Cuidados que necesitan los claveles

Ahora que ya sabes cuáles son las principales características de los claveles, veamos cuáles son los cuidados que necesitan para crecer fuertes y saludables. En primer lugar, uno de los aspectos más importantes es el abono, que debe ser una vez a la semana en verano y en invierno y una vez al mes en primavera y en otoño.

En cuanto a su reproducción, puede ser por semillas en primavera, en cuyo caso germinan entre la segunda y la tercera semana, o por esquejes o división de mata, siendo esta segunda opción preferible para personas con conocimientos avanzados. Asimismo, para favorecer su germinación, la maceta se debe mantener en un lugar cálido y la tierra debe estar húmeda.

En cuanto a la luz, es preferible que coloques tus claveles en un lugar muy iluminado, pero evitando la luz solar directa. Además, debes tener en cuenta que no les gusta las corrientes de aire y las fuentes de calor, así que es mejor que no estén junto a una ventana que pueda ocasionarles estos efectos. Hablando del invierno, si no se protegen del frío, sus pétalos se pueden deformar.

En cuanto al riego, los claveles son flores que necesitan riego constante, por lo que tienes que regarla cada pocos días, pero siempre teniendo cuidado de que la maceta en la que se encuentre no se encharque. De lo contrario, podría ahogarse y sería perjudicial para ella. Además, si los vas a meter en un jarrón en lugar de en una maceta, tienes que cortar el tallo para que todos midan más o menos lo mismo y cortar las hojas que vayan a estar sumergidas bajo el agua para evitar que se pudran.

Otro de los puntos clave en los claveles es la poda, que se debe llevar a cabo dos veces al año: una en verano para quitar las flores marchitas y otra al final de la época de crecimiento. Cuando lo hagas, lo más recomendable es que se pode aproximadamente un cuarto del tallo.

Para terminar, también es fundamental que prestes atención a posibles plagas que le puedan afectar, como los minadores, los ácaros, los nematodos, los trips o los pulgones. Además, enfermedades frecuentes en los claveles son la roya y otros hongos similares. Para prevenir todos estos inconvenientes, los herbicidas e insecticidas son tus grandes aliados.

¿Qué tipos de claveles existen?

Y, por si fuera poco, existen muchos tipos de claveles, así que es una flor con mucha variedad en cuanto a formas y colores. Estos son los tipos de claveles más comunes:

  • Clavel común: es la variedad más fácil de encontrar y es una flor muy vistosa que puede ser rosa, morada, salmón, amarilla, blanca o bicolor.
  • Clavel miniatura: tiene muchas flores pequeñas en el mismo tallo.
  • Clavel Kaori: es un clavel rastrero y aromático que es de muy pequeño tamaño y cuyo color es el rosa fuerte.
  • Clavel de Niza: es la variedad más difícil de encontrar y suelen ser de color rosa o blanco.
  • Clavel turco: es originario de México y sus colores son amarillos y naranjas.
  • Clavel silvestre: también recibe el nombre de minutisa y son de color rosa.
  • Clavel del poeta: no soporta las altas temperaturas y puede ser blanco, rosa o de los dos colores al mismo tiempo.
  • Clavel chino: viene de Corea, Mongolia y China, soporta muy bien las temperaturas extremas y son de colores rosáceos y violetas.

En definitiva, los claveles son flores ideales para principiantes en el mundo de las plantas, ya que es una flor con unos cuidados muy sencillos.

Solo tienes que seguir los consejos de este artículo para que tus claveles crezcan sanos y fuertes.

Además, existen muchas variedades entre las que puedes elegir, por lo que tu casa tendrá una decoración totalmente a tu gusto.

Cuéntanos, ¿has tenido claveles en casa alguna vez? ¿Cómo ha sido tu experiencia?

¡Te leemos en los comentarios!

Enviamos flores a cualquier tanatorio de España ¡Consúltanos!