SITIO WEB OFICIAL

Entrega garantizada en 3 horas

te confirmamos la entrega por sms

Siempre llegamos a tiempo

también sábados, domingos y festivos

Precios económicos

arreglos florales desde 65 euros

cuidar coronas flores en cementerio

Cómo mantener y cuidar tus coronas en el cementerio

Tabla de contenidos

Las coronas de flores son una de las grandes opciones de arreglos florales para llevarle a tus seres queridos que descansan en el cementerio. Sin embargo, no todo el mundo sabe cuidarlas correctamente, así que en este artículo te vamos a contar cómo mantener tus coronas en el cementerio. ¡Vamos allá!

Planifica tu encargo

Lo primero que debes tener en cuenta es que las floristerías suelen tener mucho trabajo, así que procura encargar tu corona con antelación, especialmente si la quieres llevar en fechas señaladas, como el Día de Todos los Santos. Así también podrás evitar imprevistos por los cuales la corona no esté lista a tiempo. Sin duda, da igual si sabes cómo mantener tus coronas en el cementerio si el encargo no empieza con buen pie.

Cuida tus flores cada vez que vayas

Lo habitual no es ir todas las semanas ni mucho menos todos los días al cementerio, por lo que cómo mantener tus coronas en el cementerio es una gran incógnita a resolver. Lo mejor es que cada vez que vayas trates de regar bien todas las flores. Aun así, lo más recomendable es contar con especies que sean resistentes y que no necesiten mucha agua. Además, también debes tener en cuenta si pueden recibir luz directa del sol.

Contrata un servicio especializado

En el caso de que te sea imposible acudir con frecuencia para cuidar de las flores que hay junto a la tumba de tu ser querido, siempre tienes la opción de contratar un servicio especializado de una funeraria. En ese caso, ellos se encargan de mantener en buena forma las flores que adornan el sepulcro y de cambiarlas y arreglarlas si es necesario. Desde luego que es la manera más cómoda, sin embargo, lo más recomendable es que puedas visitar tú mismo la tumba de tu ser querido. Si tienes poco tiempo, también tienes la posibilidad de turnarte con otras personas.

Limpia la tumba de tu ser querido

De nada sirve saber cómo mantener las coronas en el cementerio y aplicarlo si luego la tumba no tiene una buena limpieza. Las mejores opciones para limpiar una tumba son los productos de limpieza no iónicos y el agua con jabones de PH neutro, bicarbonato o zumo de limón. Además, en las zonas en las que la piedra esté rota, hay que limpiar con mucho cuidado para que el material no acabe de fracturarse. Por último, para quitar musgos y malas hierbas de la tumba lo mejor es usar agua con amoniaco.

Usa flores preservadas

Si no tienes mucho tiempo para visitar el cementerio o cuidar de las flores que allí se encuentran, también puedes encargar flores preservadas. Este tipo de flores han sido sometidas a un proceso por el que han absorbido un líquido preservante que le permite mantener sus características, color y textura sin apenas mantenimiento. Si no sabes cómo mantener tus coronas en el cementerio, las flores preservadas son ideales para ti.

Elige flores fáciles de cuidar

Lo normal es que no seas un jardinero experto, así que nuestra recomendación es que elijas para tu corona o centro de flores especies que sean resistentes y sencillas de cuidar. Este es el caso, por ejemplo, de los jacintos, los narcisos y los tulipanes, que tan solo necesitan tierra de jardín, un poco de abono orgánico y un trasplante de vez en cuando. Con estas flores, a cambio de un pequeñísimo cuidado, tendrás una gran decoración en la tumba de tu ser querido.

Evita las plantas arbustivas

Las plantas arbustivas son atractivas desde el punto de vista de su fácil cuidado. Sin embargo, son un tipo de planta que es recomendable evitar en los cementerios principalmente por dos motivos. Por un lado, el desarrollo de sus raíces puede dañar las lápidas. Por otro lado, su crecimiento puede ocasionar problemas de seguridad para el personal del cementerio. Por tanto, procura que tu elección sea una corona, un centro o un ramo de flores, pero no plantas arbustivas.

Busca flores duraderas

No solo es recomendable que elijas flores fáciles de cuidar, sino también que sean duraderas para que no tengas que cambiarlas cada poco tiempo. En este caso, te pueden convenir algunas trepadoras anuales, como la madreselva, los cubresuelos, los geranios naturales y plantas perennes, como la lavanda y el iris.

Intenta que no le den el sol directo

Esto es un consejo difícil de aplicar, pues puede que por la ubicación de la tumba esa zona reciba muchas horas de sol directo al día, pero siempre que sea posible intenta colocar las flores en un lugar que esté iluminado, pero que no reciba luz directa. Hay algunas especies de flores a las que esto sí les viene bien, pero suelen ser la excepción. Recuerda que cuantas menos horas de sol directo reciban tus flores, más duraderas serán.

En el Día de Todos los Santos, usa las flores más típicas

Para terminar, vamos a ver cuáles son las flores más típicas en el Día de Todos los Santos, que es el día del año en el que más personas llevan flores a sus difuntos:

  • Crisantemos: necesitan mucha luz y un sustrato que se mantenga húmedo de forma regular. El mejor momento para su trasplante es la primavera y el abono debe hacerse una vez al mes desde marzo hasta noviembre. Además, es una planta muy resistente al frío.
  • Brezo: florece en otoño e invierno con flores de color blanco, rosa, rojo o morado. Su ubicación perfecta es una mezcla entre sol y sombra, es recomendable plantarla al final del verano y se debe regar con agua sin cal. Finalmente, en primavera hay que podarla y aplicarle abono.
  • Pensamiento: necesitan poco espacio y tienen flores de todos los colores, incluso mezclados y combinados. Se siembra en verano y se trasplanta en otoño. Además, necesita tener el sustrato regularmente húmedo y durante su floración hay que abonarla una vez al mes.
  • Ciclamen: se caracteriza por ser muy resistente al frío y florece en primavera. Necesita un lugar con sol y que la rieguen una vez cada dos o tres días. Asimismo, hay que abonarla una vez al mes desde noviembre hasta mayo.

Como ves, saber cómo mantener tus coronas en el cementerio no es algo que se aprenda de un día para otro, pero aplicando estos consejos seguro que cuidas tus flores perfectamente. Y tú, ¿te sabes algún otro truco para cuidar las flores en el cementerio? ¿Cuál es tu experiencia? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Enviamos flores a cualquier tanatorio de España ¡Consúltanos!